Un costumbre muy española y arraigada en mucha gente es usar el palillo de dientes al terminar de comer. Es cierto que después de comer y especialmente si comemos carne quedan restos incómodos que necesitamos extraer, pero el palillo a pesar de su efectividad genera más daño que soluciones.

Además de opiniones sobre si es de buen gusto o no, según el protocolo: “Los actos higiénicos, que conllevan el uso del palillo de dientes o mondadientes, deberían realizarse fuera de la mesa. Si lo utilizamos en la mesa, hay que hacerlo con la mayor discreción posible. Tampoco lo debemos utilizar a modo de cigarrillo, y tenerlo en la boca, una costumbre bastante vulgar.

En lo que clínicamente nos concierne, el uso del palillo tiene consecuencias muy negativas para tu salud bucodental. Estas son las razones para desterrar esta costumbre:

  • Su material y su forma puntiaguda: es un elemento de madera que de mantenerlo en la boca un rato puede astillarse y producir heridas.
  • Su grosor: no está diseñado según la forma anatómica de los dientes y por tanto su grosor puede causar espacios y daños en las encías y sangrado.
  • La presión que ejercen en la encía. Los palillos ejercen una presión incorrecta en los residuos generando placa. Esto incrementa el tamaño de las encías y su exposición a futuras inflamaciones o infecciones.
  • No están esterilizados por tanto no deben ser un instrumento que incluir en tu higiene dental.

Desde Clínica Dental SOL te proponemos otras soluciones como alternativas al palillo de dientes:

  • Hilo o seda dental: permiten retirar los restos de comida con mayor eficacia y reducir notablemente el riesgo de provocar algún tipo de daño a los dientes o las encías. Además, puedes llevarlo en el bolso o la cartera.
  • Cepillos interdentales: eliminan de manera muy eficaz los restos de comida y la placa dental que se ubica entre los dientes y son ideales si usas ortodoncia.
  • Irrigador: Es un buen complemento para tu higiene dental. Es más sencillo y eficaz que el hilo dental y previenen y reducen el mal aliente entre otras ventajas. ¿El problema? No puedes llevarlo encima como las soluciones anteriores.

Si usas o has usado el palillo de dientes y te has hecho alguna herida o tienes algún daño, te aconsejamos que vengas a ver a nuestros especialistas. Es necesario revisar el estado de tus dientes y tus encías antes de que sea más tarde. Además, te explicaremos las alternativas de higiene dental anteriores para sustituir el palillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here