InicioSedación

Sedación consciente

La sedación consciente es un tipo de anestesia que se realiza en personas que necesitan un procedimiento de cirugía menor. Consiste en un estado de disminución de la conciencia inducido por fármacos en el cual el paciente responde adecuadamente a órdenes solas o acompañadas por leve estimulación táctil.

Los medicamentos que se administran para la sedación inducen un estado de ánimo relajado y tranquilo, y el paciente se encuentra cómodo y colaborador.

El paciente sentirá los efectos de forma prácticamente inmediata. La respiración y la presión arterial se reducirán levemente y el especialista vigilará al paciente durante todo el procedimiento para mantenerlo estabilizado.

Se trata de un procedimiento y una cirugía muy segura ya que el proceso está monitorizado en todo momento con elementos como el electrocardiograma, el pulsioxímetro y la tensión arterial. Gracias a esto la cirugía es mucho más segura para todos.

Se introduce por vía intravenosa, pero en determinados casos como los niños la inducción es por vía inhalatoria. La sedación y la medicación que se introducen por vía intravenosa como analgésicos, antibióticos y corticoides van a hacer que el postoperatorio sea mucho mejor. Ya que este tipo de tratamiento permite que el paciente se pueda recuperar rápidamente y volver a hacer vida normal poco tiempo después de la operación.

 

¿En qué casos está indicada la sedación consciente?

-Pacientes que presenten ansiedad.

-Sufran miedo o fobia a los tratamientos odontológicos con anestesia local.

-Vayan a ser sometidos a procedimientos quirúrgicos dentales de larga duración.

-Deseen estar cómodos y relajados durante la intervención.

-Pacientes especiales, con patologías psiquiátricas, pacientes de difícil manejo…

-En casos de cirugías mórbidas q va a provocar molestias posteriores.

 ¿Qué ventajas ofrece la sedación consciente al paciente?

  1. Se encontrará relajado y cómodo durante la cirugía.
  2. Ausencia total de dolor.
  3. No recordará la cirugía, o lo hará más vagamente.
  4. Sus constantes vitales estarán controladas en todo momento por un médico anestesiólogo.
  5. Tendrá un mejor postoperatorio, ya que se le podrán administrar antiinflamatorios por vía intravenosa, que son mucho más efectivos y disminuirán el dolor y la inflamación.
  6. El despertar es inmediato. Los pacientes empiezan a recuperar la conciencia cuando se empieza a revertir el estado de sedación, con el uso de fármacos antagonistas.

Para llevar a cabo este proceso contamos con Anexión, un equipo profesional de anestesiólogos que mediante un formulario previo online podrán realizar un estudio preoperatorio para comprobar que todo está perfecto en el momento de la cirugía.

Contacta con nosotros si necesitas un equipo de profesionales para hacer que tu intervención sea lo más cómoda posible.